Nuestro Refugio

"La bodega en nuestra familia ha sido siempre el refugio, el lugar donde las uvas que cuidamos todo el año, descansan para transformarse en vino. El respeto por los procesos, la confianza en nuestra gente, el cuidado meticuloso de cada detalle, hacen que nuestra bodega sea una prolongación de nuestra casa" Pablo Giménez Riili

La bodega familiar, ubicada en Los Sauces, Tunuyán, Valle de Uco, tiene una capacidad de elaboración de 125.000 litros.

Las uvas cosechadas a mano en su momento justo ingresan por una cinta transportadora donde se seleccionan cuidadosamente los racimos. Luego en una mesa vibratoria se hace una segunda selección manual de granos asegurándonos la calidad perfecta para el resto del proceso. Sin sufrir ningún tipo de presiones ni bombeos, y de forma absolutamente natural llegan las uvas seleccionadas a los tanques para iniciar su maceración y luego la fermentación que transformará las frutas en los grandes vinos de la familia.

La bodega está equipada con tecnología de última generación, sistemas de regulación térmica, tanques de acero inoxidable y una cuidadosa selección de barricas de roble francés. Buscamos con esto tener los medios precisos para respetar las prácticas tradicionales en ambientes controlados. El secreto es la sabia combinación de la tecnología con la intuición para descubrir los momentos precios de cada proceso. El resultado, los grandes vinos que nos gusta hacer, las grandes obras nos gustan compartir.